Páginas vistas en total

En este blog comparto en primera persona cómo fue mi salida de España, qué me llevó a ello y como conseguí llegar a mi primer destino: Las Islas Maldivas. Tras un par de años de idas y venidas, mil aventuras y muchos sentimientos encontrados, mudarme a Australia se convierte en mi siguiente meta. Mi historia de amor y la superación a mí misma me llevan a concluir una maravillosa etapa en Sydney, y tras pasar por Singapur y España comienzo una nueva vida en Shanghai, China.

Esta es mi historia, es mi propia experiencia, y viajar por todo el mundo se ha convertido en mi día a día. En este blog narro viajes, aventuras y los itinerarios que he seguido, siempre elaborados por mi misma. Espero que os guste mi aventura por el mundo... y recuerda: ¡que no te lo cuenten!

Felicidad en estado puro

Se acercaba el día, la cuenta atrás estaba casi en su fin ... Mike estaba a punto de llegar a España y ya estaba todo casi listo para su bienvenida, y por supuesto ¡para la gran boda de mi hermana Tamara!

Justo unos días antes de que Mike pisara suelo español, tuvimos la oportunidad después de ... ¿10 años? ¿8? no se la verdad ... juntarnos las tres mejores amigas del instituto: Cristina, Ana y yo. Éramos inseparables, caracteres súper diferentes y un amor incondicional entre nosotras, que nos hizo vivir aquella etapa como si fuésemos hermanas. Nos repartíamos el tiempo entre Sanlucar, Puerto Santa María y Chipiona, nuestras tierras natales. Tenemos tantas batallas, que al juntarnos y empezar a hablar de los avances que cada una había hecho en su vida, fue sorprendente lo rápido que avanza el tiempo y como las personas luchamos y peleamos por nuestros sueños, y otras se limitan a aceptar la vida tal y como les viene. 

Ellas pasaron conmigo la peor etapa de mi vida, que fue la muerte de mi padre y todo lo que aquello trajo consigo y estaban muy orgullosas de mi. Quiero a estas dos grandes amigas, como a mis hermanas, y ahora que las volvía a tener juntas, demostrándome que ese amor era correspondido, no podría imaginarme un momento mejor, era súper feliz. Por lo tanto, salimos a celebrarlo. 


Ambas me ayudaron mucho a sacar la fuerza y la valentía que a día de hoy me hace conseguir lo que me proponga en la vida. Amigas, GRACIAS por confiar ciegamente en mi, GRACIAS por recordarme siempre todo lo que soy capaz de hacer, GRACIAS por estar siempre sin excepción alguna, fuese para llorar sin parar, o para reír. GRACIAS por compartir conmigo una de las etapas mas duras de mi vida, y hacerme sonreír con cariño cuando la recuerdo tras haber pasado los años. GRACIAS CRISTINA Y ANA.

Gracias a Cristina, "la ardillita feliz" como la llamábamos, pude entrar a formar parte de una familia maravillosa, la familia "Rodríguez Carrasco" formada por sus padres y hermanos, y todo aquel que se acercara un poquito. Esta familia, me enseñó algo desde primera hora: a compartir, a apoyarnos uno a los otros, a ser serviciales, a celebrar cada día como si fuese fiesta... me enseñaron a amar de otra manera. 

A día de hoy tengo que decir que las hermanas Rodríguez Carrasco, son todas amigas mías, cada una en su medida, pero los años y las circunstancias me han unido más a Rosa y a Puri, de las cuales no voy a ponerme a hablar (de momento) porque entonces, no tendría límite. 

Con un temporal realmente feo de vientos y fuerte lluvia, me fui a Sevilla para coger el AVE hacia Madrid, donde me quedaría a dormir con Puri, la hermana más pequeña de la familia. Sólo era una noche, pero ella estaba acostumbrada a mis visitas fugaces, incluso es mejor así ... se dice que " lo bueno si es corto, dos veces bueno " . 

Mike llegaba al medio día, así que había reservado el coche de alquiler para nuestra ruta por España de casi un mes, en el mismo aeropuerto de Barajas. Por mi nueva empresa, empecé a hacer contratos con varias compañías y apenas pagamos 200€ por el coche, con seguro a todo riesgo incluido para el mes completo ¡Una ganga! Y cuando recogimos el coche, estábamos encantados, negro, nuevo, apenas 6.000 kilómetros, precioso... nuestra aventura empezaba bien.



Me es difícil explicar lo que sentimos Mike y yo al vernos después de más de tres meses separados. hasta mirarlo a la cara y besarlo se me habían olvidado, volvía a revivir sensaciones, recuperar su olor de nuevo, sentirme pequeña en sus gigantes brazos... ¡ por fin tenía a mi amor conmigo ! 

Él llegó muy cansado, el viaje de Singapur a Madrid había durado unas 20 horas y Mike se había subido al avión tal y como llegó de trabajar, sin ni siquiera pasar por casa, y se le notaba mucho. Le dejé que durmiera durante más de dos horas, el camino a Córdoba era largo, y al llegar se encontraría con mi familia, así que era mejor que descansara todo lo que pudiese.

¡Allá vamos!



Leer post anterior                               Leer siguiente post










No hay comentarios:

Publicar un comentario